Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Viernes 26 de mayo de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Matilde Veron
Buenos Aires - Argentina
Soy el negativo de alguien que sí existe.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Agosto 2009
Estamos a Mano
Mostrar datos Junio 2008
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

19/09/08 | 11:50: salomé (Blog Lengua de Colibrí) dice:
Te invito a escribir tus fantasías y aventuras en este Blog para Adultos que gustan de poesía y prosa erótica, y no se animan a subirlas en sus propios Blogs!!
Vínculos
Profeta del viento II Profeta del viento II


Profeta del Viento emerge bajo la forma de recordación cantada, como el poeta hubiera quer... Ampliar

Comprar$ 25.00

Escuchá Radio De Tango

Diario de lo que no me pasa


Soy el negativo de alguien que si existe. La negación, los miedos, la vergüenza, la estupidez, la pasión y el coraje tienen un nuevo personaje para hacer todo lo que el ser real no hace.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Estamos a Mano



Los viajes en avión me causan fascinación. Mezcla de miedo y excitación. Adoro la comida, las bandejas, el sonido.

 Desde que supe que viajaríamos juntos, imaginé este momento. Sentarme a tu lado, sacar mi notebook y comenzar a escribir a tus ojos que miran de costado, cada una de las cosas que me vas a hacer.

 Al principio te sentís nervioso, sabés que te detesto y no esperás que te dirija la palabra. Te detesto porque me ignorás. Pero hoy no voy a permitir que me ignores, a pesar de que cerraré la notebook y me daré vuelta, mirando por la ventana a esperar a que vos te relajes, cierres los ojos.

  Esperá.

 Ya apagan las luces, se escuchan ronquidos. Tenés los ojos cerrados pero estás atento a mi respiración. No voy a acariciarte. Te tengo tanta bronca. Pero si acercaré mi boca a la tuya y la mantendré casi en el roce.

 Cierro los ojos y recuerdo tu prolijo olor a chicle de menta. El mismo de ahora. Recuerdo tu zoom, tu nariz y tus comisuras de cerca. De golpe me sos tan familiar, tan mío. Cuánto cambiaste de lejos y qué pregnancia tu piel, tu olor.

 Se te escapa una sonrisa, que atrapo antes de que puedas disimular. No te voy a acariciar. No. Tampoco voy a besarte. Voy a agarrar tu mano y la voy a llevar a mi boca, para que la recorra, por fuera los labios, por dentro, los dientes, la lengua. Pero no voy a besar tus dedos. Y voy a empujar tu mano hacia mi cuello y mis hombros, y dejar que tus dedos comiencen a intentar escapar, a caminar por mi pecho, bajando hacia mis senos. Voy a dejarte jugar con mi pezón, en los centímetros de libertad que tienen tus dedos, no tu mano que es absolutamente mía y se mueve en círculos, presionándome.

 Mantenés los ojos cerrados y yo no puedo ni un segundo escaparme a la fascinación que despierta en mí la sensación de conocerte tan bien de cerca y que me seas tan extraño a más de 30 centímetros de distancia.

 Separo tu mano de mi cuerpo, la llevo a mis muslos. Nuestra respiración es entrecortada. Las mantas esconden los movimientos. No voy a acariciarte.

 Corro mi bombacha y dejo que tus dedos jueguen por mis labios, tus mano está empapada y caliente, dos de tus dedos penetran suavemente y comienzan a trazar círculos, hacia arriba, presionando. Ahogo mis suspiros mordiendo tu otra mano que llevo a mi boca. No voy a besarte.

 Te quedas quieto. Tus dedos se relajan y me desespero de ansiedad, pero tu mano es mía y la sigo moviendo. Yo me muevo rítmicamente, y logro, con tu mano apretada contra mi vagina alcanzar un orgasmo suave, silencioso, mezquino.

 Cuando abro los ojos, me estás mirando. En tus ojos hay deseo, furia, y cierto titubeo. Te sonrío en señal de agradecimiento. Esta bien que dudes. No vamos a seguir. Me doy vuelta para dormir y te digo: -"sorry, pero no me siento del todo bien con lo que hicimos".

 Y te devuelvo el comentario de hace un año atrás, después de cogerme en un hotel durante dos horas en las que yo no alcancé el orgasmo.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS