Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 28 de marzo de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Matilde Veron
Buenos Aires - Argentina
Soy el negativo de alguien que sí existe.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Agosto 2009
Estamos a Mano
Mostrar datos Junio 2008
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

19/09/08 | 11:50: salomé (Blog Lengua de Colibrí) dice:
Te invito a escribir tus fantasías y aventuras en este Blog para Adultos que gustan de poesía y prosa erótica, y no se animan a subirlas en sus propios Blogs!!
Vínculos
La creación literaria, un juego para des-encontrar la palabra La creación literaria, un juego para des-encontrar la palabra


"¿Por qué razón alguien recurre a la creación literaria? ¿Es &... Ampliar

Comprar$ 30.00

Diario de lo que no me pasa


Soy el negativo de alguien que si existe. La negación, los miedos, la vergüenza, la estupidez, la pasión y el coraje tienen un nuevo personaje para hacer todo lo que el ser real no hace.


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Estamos a Mano



Los viajes en avión me causan fascinación. Mezcla de miedo y excitación. Adoro la comida, las bandejas, el sonido.

 Desde que supe que viajaríamos juntos, imaginé este momento. Sentarme a tu lado, sacar mi notebook y comenzar a escribir a tus ojos que miran de costado, cada una de las cosas que me vas a hacer.

 Al principio te sentís nervioso, sabés que te detesto y no esperás que te dirija la palabra. Te detesto porque me ignorás. Pero hoy no voy a permitir que me ignores, a pesar de que cerraré la notebook y me daré vuelta, mirando por la ventana a esperar a que vos te relajes, cierres los ojos.

  Esperá.

 Ya apagan las luces, se escuchan ronquidos. Tenés los ojos cerrados pero estás atento a mi respiración. No voy a acariciarte. Te tengo tanta bronca. Pero si acercaré mi boca a la tuya y la mantendré casi en el roce.

 Cierro los ojos y recuerdo tu prolijo olor a chicle de menta. El mismo de ahora. Recuerdo tu zoom, tu nariz y tus comisuras de cerca. De golpe me sos tan familiar, tan mío. Cuánto cambiaste de lejos y qué pregnancia tu piel, tu olor.

 Se te escapa una sonrisa, que atrapo antes de que puedas disimular. No te voy a acariciar. No. Tampoco voy a besarte. Voy a agarrar tu mano y la voy a llevar a mi boca, para que la recorra, por fuera los labios, por dentro, los dientes, la lengua. Pero no voy a besar tus dedos. Y voy a empujar tu mano hacia mi cuello y mis hombros, y dejar que tus dedos comiencen a intentar escapar, a caminar por mi pecho, bajando hacia mis senos. Voy a dejarte jugar con mi pezón, en los centímetros de libertad que tienen tus dedos, no tu mano que es absolutamente mía y se mueve en círculos, presionándome.

 Mantenés los ojos cerrados y yo no puedo ni un segundo escaparme a la fascinación que despierta en mí la sensación de conocerte tan bien de cerca y que me seas tan extraño a más de 30 centímetros de distancia.

 Separo tu mano de mi cuerpo, la llevo a mis muslos. Nuestra respiración es entrecortada. Las mantas esconden los movimientos. No voy a acariciarte.

 Corro mi bombacha y dejo que tus dedos jueguen por mis labios, tus mano está empapada y caliente, dos de tus dedos penetran suavemente y comienzan a trazar círculos, hacia arriba, presionando. Ahogo mis suspiros mordiendo tu otra mano que llevo a mi boca. No voy a besarte.

 Te quedas quieto. Tus dedos se relajan y me desespero de ansiedad, pero tu mano es mía y la sigo moviendo. Yo me muevo rítmicamente, y logro, con tu mano apretada contra mi vagina alcanzar un orgasmo suave, silencioso, mezquino.

 Cuando abro los ojos, me estás mirando. En tus ojos hay deseo, furia, y cierto titubeo. Te sonrío en señal de agradecimiento. Esta bien que dudes. No vamos a seguir. Me doy vuelta para dormir y te digo: -"sorry, pero no me siento del todo bien con lo que hicimos".

 Y te devuelvo el comentario de hace un año atrás, después de cogerme en un hotel durante dos horas en las que yo no alcancé el orgasmo.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS